La soledad: No tengo amigos

Estudios demuestran que las personas hemos disminuido nuestro círculo social lo que ha provocado que no teniendo a nadie de confianza a quien contar nuestros problemas hayamos aumentado nuestra ansiedad.

La evidencia demuestra que la gente tiene muy pocos confidentes y que los más allegados suelen formar parte del vínculo familiar. Este cambio indica algo que no es bueno para la sociedad. Los lazos afectivos que unen a las personas contribuyen a crear una red segura y también compromisos cívicos y acciones políticas. ¡Y es que una de cada cuatro personas afirman no tener a nadie en quien poder confiar!

Así pues, datos en manos, estos nos muestran que las amistades fuera de la familia están decreciendo, aumentando las que se encuentran en el seno familiar, formando como una red homogénea, densamente conectada y cerrada, empequeñeciéndose y haciéndose más fuertemente interconectada y dirigida hacia los límites del núcleo familiar.

Haz amigos, es bueno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s