La gran mentira de las fobias raras que NO EXISTEN

Una fobia es un temor cuya esencial característica es que ha de ser desproporcionada por lo objetivo o por el contexto cultural en el que está. Otra particularidad de las fobias es que se perpetúa y se mantiene a partir de las conductas de evitación cuando el afectado se encuentra frente al estímulo fóbico. También influye que la respuesta frente al estímulo sea claramente desproporcionada.

Pese a que lo común es creer que son consecuencia de traumas, nueve de cada diez son por causas genéticas. En este sentido, hay acuerdo en que existen factores que predisponen a tipos de fobias que tienen que ver con nuestra historia evolutiva, con aquellas situaciones que pueden ser amenazantes, como la fobia a las serpientes, los arácnidos o las alturas. Hablamos, por tanto, del sentido adaptativo de cara a la supervivencia ante situaciones potencialmente peligrosas, que en determinadas condiciones, en ciertos individuos y con desproporciones favorecen el desarrollo de tales fobias.

Pero si observamos algunas listas de fobias extrañísimas, da la sensación de que existe una por cada cosa que lleguemos a imaginar. Además, sus nombres exóticos a veces refuerzan el mito que las envuelve. Pero la verdad es que no todos esos miedos enfermizos raros de los que se suele hablar existen, ni tampoco todos pueden llamarse como tal fobias. Es igualmente posible asegurar que en toda una vida de trabajo psicológico y psiquiátrico ningún especialista llegue a tratar nunca ninguna de tales fobias que por ahí circulan.

Así, fobias raras que sí podría decirse existen, tenemos: dismorfofobia (personas que se ven feas, muy ligado a aspectos obsesivos), brontofobia (miedo al clima, por ejemplo, tormentas, que puede limitar la vida hasta el punto de no salir de casa si se avecinan nubes), fobia de impulsión (miedo a desear o a realizar actos de agresión contra personas queridas o uno mismo), fobia esfinteriana (muy relacionada con la agorafobia, miedo a salir de casa porque van a tener necesidad de ir al lavabo y no les va a dar tiempo), o clinofobia (miedo a acostarse, asociada a graves problemas de insomnio y ansiedad).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s